Sin Messi en Barcelona sobran las entradas para la Champions

La salida del astro argentino Lionel Messi del Barcelona le sigue pasando factura al club catalán. A una reducción en las ventas de camisetas y de publicidad ahora se suma la baja demanda de entradas para ver a los blaugranas en el Camp Nou.

Ni siquiera un duelo con el Bayern Munich en el inicio de la Champions League atrae la misma atención sin «la Pulga».

Las ventas alrededor del futbolista argentino jugaban un papel importante para el Barcelona, pero su partida al PSG ha dejado a más de un hincha desanimado.

Los culés están teniendo problemas para vender los boletos de entrada para su primer partido de la Champions League, nada más que contra el poderoso Bayern Munich, actual campeón alemán y equipo con el que tienen una rivalidad histórica. La última vez que se enfrentaron, en la Champions de 2019, los alemanes apabullaron a los catalanes por 8-2.

«El miércoles 8 de septiembre, a las 21 horas, finalizó el plazo para que los socios abonados pudieran pedir una entrada para presenciar en directo el primer partido de la Champions League de esta temporada, que jugarán en el Camp Nou el Barça y el Bayern Múnich el próximo martes día 14 a las 21 horas», señaló un comunicado del club en su página de Internet.

Las restricciones que se han implementado por covid-19 habían reducido la afluencia de público a los estadios en todo el mundo, pero en la actualidad el Camp Nou tiene permiso para una afluencia de 40.000 espectadores para el juego inaugural ante el Bayern en la segunda semana de septiembre.

Un juego que cualquier aficionado al fútbol quisiera ver alguna vez en su vida, pero el Barcelona sin Messi lucha por completar el aforo: de los 40.000 espectadores posibles solo 31.213 han solicitado entradas para el juego, dejando poco menos de 8.000 boletos disponibles sin reclamar, a pesar de que los socios del club tienen incluida la entrada a todos los partidos de la Champions.

«Un total de 31.213 abonados han solicitado una entrada a través del formulario que el Club ha puesto a disposición de los socios en su web oficial», confirmó el mensaje.

Generalmente el club anticipa que para los partidos del torneo continental de equipos europeos recibirá más solicitudes que asientos disponibles y por eso tiene un sistema de sorteo para elegir a las personas que podrán ingresar al estadio para ver el juego. Pero esta vez le sobran entradas y las puso a la venta por precios entre 109 y 199 euros.

«Una vez finalizado el periodo de solicitud, se ha iniciado la distribución de las localidades por las diferentes zonas del estadio, para ver si será necesario la celebración de un sorteo, o habrá capacidad para todos los socios que lo han solicitado», concluyó el comunicado del Barcelona.

Se trata del primer partido internacional sin Messi, Luis Suárez ni Antoine Griezmann.

No es la primera vez que el Barça no logra completar el aforo permitido en su estadio en tiempos de Covid-19 y tras la salida de varias de las estrellas. En el partido contra el Getafe por La Liga a finales de agosto tenían permitido el ingreso de 20.000 aficionados en el Camp Nou, pero el número de miembros del club que se acercó al estadio a ver el triunfo barcelonés por 2-1 fue de menos de 19.000 personas.

En París ocurre todo lo contrario, el PSG ha visto como las camisetas de Messi y las entradas a ver los partidos se venden como pan caliente, incluso sin saber si estará presente en el juego.


Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



SONIDO EN VIVO